Internacionales

Tik Tok ‘aterriza’ en la campaña electoral de EE.UU.: los jóvenes liberales frente a los adultos republicanos

0

El ultimátum con que el presidente Donald Trump amenazó a la red social Tik Tok puede verse como una reacción al avance geopolítico chino pero también como una táctica electoral. 

En una entrega anterior para RT decíamos que Tik Tok entraría en el radar de la campaña, de la mano de cualquier candidato, y ha sido Trump quien se animó a tomar la iniciativa, y de la forma como él sabe hacerlo.

El candidato-presidente sabe que la campaña ha entrado en la recta de enfrente y, como buen populista, debe interpelar a su sujeto histórico, con el que ganó en 2016 y al que durante su gestión ha correspondido con el mensaje claro de aumentar la producción interna y mejorar los índices de empleo.

Aquí es donde la diatriba con China no es solo ideológica.

Trump logró interpelar al sujeto blanco pobre, cuyos empleos en la era dorada del capitalismo norteamericano, desde la segunda postguerra hasta la concreción del mundo unipolar, eran bien remunerados y abundantes.

Hablamos de los productores del modelo fordista aplicado en el territorio norteamericano, sustituido desde los ’90 una globalización que dejó muchos créditos a EE.UU como primera potencia mundial, pero terminó empobreciendo a la clase trabajadora y abriendo una brecha entre la imagen triunfante de Washington y el país profundo.

La población objetivo que Trump ha conseguido convocar es la única que puede permitirle sobrevivir al difícil momento político que atraviesa, debido a un cóctel incendiario que ha mezclado mal manejo de la pandemia con incontenibles protestas, entre otros aditivos, y que irrumpió con inusitada fuerza para poner en duda una reelección que en enero pasado parecía un hecho consumado.

Pero si esa audiencia electoral ubica a China como la principal amenaza en crecimiento, Trump tendrá parte del trabajo hecho. Solo le queda esperar por la abstención de los jóvenes y la división en los votantes afroamericanos, que tendrán al artista negro Kenye West como candidato, lo que podría restar votos a Biden. Por todo esto Tik Tok es, ahora más, un catalizador para el voto conservador, pero podría volverse también un motivo de movilización para los más jóvenes.    

En su primera campaña presidencial, Trump tuvo la capacidad de darle sentido a esa crisis interna del capitalismo estadounidense ubicando a China como un país que no solo era enemigo económico, debido a su poder en la sustitución de la producción norteamericana, sino también geopolítico. Y el avance de Tik Tok, una red social que se entromete en la vida de millones de estadounidenses y que extrae valiosa información (como todas las redes) puede ser un buen ejemplo para ese argumento. Neutralizarla, por tanto, es una conquista política. 

Aunque, también a lo interno, Trump campea contra el liberalismo progresista que logró articular minorías étnicas y tiempos postmodernos para crear una nación que por cosmopolita fue adquiriendo un estilo globalizado, entregando su productividad a otros países y concentrándose en el poder cultural, ese que ahora China parece que disputa tanto con Tik Tok como con la tradicional competencia de los precios de la manufactura. 

 361 total views,  1 views today

Emiratos Árabes Unidos: Se registra un gran incendio en un mercado de Ajmán

Previous article

Un estadounidense planta las misteriosas semillas enviadas de China y se lleva una gran sorpresa

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *