Local

Temor ante finalización del estado de excepción

0

El reconocido epidemiólogo de El Oro, doctor Julio Palomeque explica que ante la culminación del estado de excepción a partir del 12 de septiembre, podría darse una nueva oleada de contagios si la población no toma los cuidados necesarios para no infectarse.

Y es que la Ministra de Gobierno, María Paula Romo, anunció en su cuenta de Twitter que “la Corte Constitucional dictaminó que el actual estado de excepción será el último, sobre la calamidad pública por la pandemia del COVID-19”.

Luego de la culminación del actual estado de excepción no habrá restricción en dos medidas: libertad de tránsito y libertad de asociación, rigiendo a partir del 13 de septiembre de 2020.

Palomeque dijo que existen varios aspectos que se deberían considerar esta ‘nueva normalidad’. Uno de ellos es ver el contexto de cada territorio. “Al momento que las restricciones se las quita, es lógico que el riesgo se multiplica por algunas veces. Dependiendo lógicamente de cada provincia, cada cantón y cuál es la prevalencia actualmente del COVID-19”, expresó. Puso como ejemplo a la provincia de El Oro, donde en cada cantón la velocidad del virus es diferente.

Hizo una comparación de las provincias de Pichincha, Azuay y El Oro, donde se incrementaron muchos más casos en la semana número 34, en relación a las 33 y 32 donde fue menor.

Aseveró que el segundo aspecto es esa sensación de las personas de que no había riesgos al momento de salir, puntualizando que es una falsa persección de seguridad. “Por lo tanto, probablemente hace que las personas relajen su comportamiento”.

Por eso recomendó el lavado de las manos, el distanciamiento, el uso de la mascarilla, la no aglomeración de personas, son ejes importantes para no contagiarse, porque caso contrario la enfermedad se acelerará rápidamente.

Y el tercer aspecto se refiere al pensamiento y posición de las autoridades para decretar esa decisión. “De hecho, para muchos pesa más el criterio político y económico, que el criterio que tiene que ver con la salud y la vida de la gente”, indicó, asegurando que aquí están los problemas de fondo.

Por ello sugirió que debe darse una nueva semaforización, de acuerdo al comportamiento porcentual de la epidemia en las distintas provincias y cantones del territorio nacional. “Lógicamente sería un rediseño de lo que significa la acción que ha venido haciendo el Ministerio de Salud Pública (MSP)”.

Palomeque recordó que desde el principio de la emergencia vienen recomendando que debe participar la comunidad y la academia, entre otros actores para la búsqueda activa de nuevos casos del coronavirus.

Expuso que para encontrarlos hay que ir con las pruebas, y que no solo es ir a golpear la puerta para preguntar cómo están de salud, sino también aislarlo y darles toda la medicación necesaria para su recuperación. Precisó que solo así se podrá evitar que el enemigo invisible se propague velozmente.

El entrevistado expresó que en el país hay más de 2000 mil unidades de salud, pero que de ese porcentaje no está ocupado más allá del 7%. Esa aseveración la hizo al consultarle el tiempo estimado para conocer un posible repunte de contagios.

Apuntó que el tiempo va a depender de la reapertura de los estadios, discotecas, fiestas populares. “Vamos a tener una segunda oleada realmente significativa. Ya no sería igual de lo que pasó en marzo y abril, porque ya hay entre un 30 y 35% de la población infectada y que son asintomáticos o con sintomatología leve”, puntualizó.

Aseguró que cada medida de relajamiento son nuevos brotes, pero que serán menos significantes, aunque aclaró que la gente va ir a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). En estos momentos la ocupación en los hospitales llega entre el 40 y 50% a nivel del país.

En El Oro por ejemplo, la ocupación de las unidades de salud está en entre un 50 y 65%. De acuerdo al último reporte del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, el Hospital Teófilo Dávila (HTD) llega al 63% en hospitalización, mientras que el Hospital del Seguro Social alcanza el 70%, es decir, de 50 camas existentes, 35 están con usuarios recibiendo el tratamiento.

En cambio, las 11 camas de la UCI de IESS, están al 100%. Entre tanto, las del HTD llegan al 67%. De las 12 que hay, 8 están ocupadas.

Palomeque concluyó diciendo: “si de mí dependiera, yo no le doy paso en septiembre, lo hago en octubre. Ahí veo si bajó la tendencia para a arriesgarme”, agregando que en ocho días se sabrá el dato sobre la reapertura de las playas, porque la gente que fue a esos sitios fue de la región de la Sierra y allá el indicador es elevado.

F. Diario Correo

 391 total views,  1 views today

Sector bananero pide menos trámites y mayor productividad para crecer

Previous article

5000 pasajeros diarios usan la terminal terrestre de Machala, tras reactivación

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Local