La Posta: Ministerio de Salud compró kits para detección de VIH que no sirvieron

La primera adquisición tuvo un margen de error del 33%, mientras que, la segunda, ascendió al 40%
El portal digital “La Posta” presentó un reportaje en el que revela presuntas irregularidades en la compra de kits de VIH, entregados por el Ministerio de Salud, como parte de la campaña en contra del sida. Según esta investigación, desde el 2017, el MSP ha convocado a licitaciones de régimen especial, con procesos de adquisición cercanos a los USD $3 millones para dotar al país de estos kits de detección VIH de cuarta generación.

Bajo el título “Ministerio de la Muerte: Kits de VIH”, el medio asegura que, en 2017, se encargaron 36.000 de dichas pruebas. Mientras que, en 2018, otras tantas. Ambos procesos rondaron el millón y medio dólares con el compromiso de preparar al Ecuador para identificar, tempranamente, el VIH.

Sin embargo, el mecanismo que utilizan se parece mucho al de las pruebas de embarazo. Los fluidos se ponen en contacto con el reactivo y, en pocos minutos, el resultado aparece. La necesidad de contar con ellas en la Red de Salud Pública es que reducen los tiempos de espera y porque su efectividad sería tal, que no es necesaria una segunda prueba.

El memorando interno 9516-M, al que La Posta tuvo acceso, reportó al Ministerio de Salud que estas pruebas significaban una complicación. El comunicado reservado de octubre del 2017, notificaba errores en la aplicación de este método en Los Ríos, Bolívar, Santa Elena, Guayas y otros hospitales generales.

Los médicos se estaban estrellando con falsos negativos en pacientes conocidos con VIH. El MSP remitió, con carácter de urgente, un pedido de examen de laboratorio a la Agencia de Regulación y Control Sanitaria (ARCSA) para que establezca si se trataba de una anomalía superable o no. Tras esto, se pudo conocer que el 33% de estas pruebas no podía identificar con claridad la presencia de VIH, el 9% lo hacía con resultados solo visibles bajo un microscopio.

Las autoridades, según La Posta, prefirieron devolver el producto al proveedor coreano. Sin embargo, la legislación ecuatoriana obliga a levantar alertas sanitarias cuando algún producto expuesto a los ciudadanos presente fallas.

En el 2018, el MSP contrató, por USD $1,6 millones la misma prueba, usando fondos internacionales. El contrato recayó en Johanna Araujo Gallegos, quien lo ganó, por USD $18.000 menos en su oferta. Este fue firmado por la ministra Verónica Espinosa; entregando los 87.000 sets de la prueba.

En esta ocasión, el Ministerio decidió hacer nuevos exámenes, antes de sacar el producto a la Red de Salud Pública. Los laboratoristas realizaron nuevas evaluaciones a ALEDE, las nuevas pruebas adquiridas, de procedencia japonesa. Según La Posta, los resultados superaron a los de sus antecesoras. El índice de error se disparó hasta el 40% y ya no solo daban falsos negativos, sino también positivos.

El informe, remitido a las autoridades de salud, asegura que el muestreo presenta 26,6% de falsos negativos y 20% de falsos positivos en sus resultados, por lo que recomendó no usarlas. Este documento, de 2018, tampoco fue puesto en conocimiento de los ciudadanos. Siete meses más tarde, una llamada del MSP a Patricia Rosa Castro, encargada de los laboratorios de la ARCSA, solicitó añadir un par de líneas del informe para viabilizar la distribución en los centros de salud.

El medio mostró la respuesta que recibió por parte del Ministerio en esta investigación: “Los kits de prueba señalados se encuentran en la bodega central del MSP; por otra parte, el Ministerio distribuyó a nivel nacional las pruebas BIOEASY ONE STEP HIV Ag/Ab Combo Rapid Test, adquiridas localmente por parte de la Estrategia Nacional de VIH y estas se encuentran disponibles en todos los niveles de atención de acuerdo al algoritmo diagnóstico de VIH que incluye la utilización de pruebas rápidas”.

F:Ecuadorinmediato.com

0 Comments

    Leave a Comment

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember meLost your password?

    Lost Password