Internacionales

“No podemos hablar de guerra, los palestinos no tienen Ejército”: europarlamentario Manu Pineda

0

Más de 80 palestinos han sido asesinados durante los últimos tres días tras los ataques aéreos de Israel contra la Franja de Gaza. A su vez, el lanzamiento de misiles por parte de la resistencia palestina ha acabado con la vida de siete israelíes.

A la ya delicada situación, el portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel, informó que su país se prepara para lanzar una operación terrestre en la Franja de Gaza, un territorio que Israel mantiene bloqueado desde el año 2007 y que sufre una delicada situación humanitaria.

Sobre esta nueva escalada de violencia, Sputnik conversa con Manu Pineda, eurodiputado español y presidente de la Delegación del Parlamento Europeo para las Relaciones Unión Europea-Palestina.

—Israel continúa con el bombardeo a la Franja de Gaza. Ya van más de 80 civiles asesinados, entre ellos unos 17 niños. Por su parte, la resistencia palestina continúa con el lanzamiento de misiles a Israel. Ya van 7 asesinados. ¿Qué provocó esta nueva escalada de violencia?

—Sobre el origen real podemos especular. En mi opinión, este tipo de agresiones coinciden siempre con problemas del primer ministro Benjamin Netanyahu y problemas internos de Israel. Imagino que sabéis que ahora mismo tiene una inestabilidad bárbara, que ha tenido que ir cuatro veces seguidas a elecciones porque no consigue formar gobierno y que parece que podría perderlo en manos de un tipo que es incluso peor que él, que es el líder de los colonos.

Todo esto se inicia con el intento de desalojo de las familias palestinas en el barrio de Sheij Jarrah en Jerusalén Este, fue una barbaridad cuando quisieron desalojar a familias que viven allí desde hace muchísimas generaciones para darle sus viviendas a los colonos, en un intento de judeizar la ciudad de Jerusalén Este.

Luego sigue con la provocación que supone para los palestinos, y mucho más en Ramadán, de impedirles que accedan a la mezquita a rezar, vaciar la ciudad vieja para que pueda pasearse por ahí una manifestación de colonos, celebrando la ocupación ilegal desde el año 1967 de la Ciudad Vieja.

Luego, ya el último paso que es el más sangriento, es el de los bombardeos sobre la Franja de Gaza que están teniendo lugar desde el lunes 10 de mayo.

El origen táctico, puntual podríamos situarlo en los problemas internos que tiene Netanyahu, que además de los que he dicho, tiene problemas por acusaciones de corrupción contra él y su familia, y que podrían acabar con él en la cárcel. Luego, de forma estratégica, es el intento para que los palestinos salgan de Palestina y dejarles la totalidad de la Palestina histórica a los colonos judíos.

—Israel defiende su derecho a la legítima defensa, y EEUU le apoya en este sentido. ¿Israel está aplicando la legítima defensa respetando el uso proporcional de la fuerza, como lo establece el derecho internacional?, ¿se están enfrentando en igualdad de condiciones?

—En absoluto. Yo tengo la circunstancia de que he vivido las dos últimas agresiones sobre la Franja de Gaza allí, en la Franja de Gaza, y este mismo argumento lo escuchaba en las dos agresiones anteriores.

En la última agresión, que fue en 2014, yo iba en la ambulancia y cuando escuchaba tanto a los voceros israelíes como a los portavoces de Estados Unidos hablar de la legítima defensa, de operaciones casi quirúrgicas contra elementos terroristas, yo estaba recogiendo cuerpos destrozados de niños de tres, de seis meses, de un año, de tres años, a madres de los niños.

Bombardeaban a familias enteras cuyo único “delito” que cometieron fue ser palestinos y querer seguir viviendo en Palestina. Y se estaban llevando a cabo masacres contra civiles. Eso no es el derecho a la legítima defensa, eso no es un uso proporcionado de la violencia, eso es un crimen, un genocidio absoluto contra un pueblo por el simple hecho de querer seguir viviendo en su tierra.

Aquí nosotros no podemos hablar de guerra. Una guerra es cuando hay un conflicto bélico entre dos Estados que tienen ejércitos y que combaten entre ellos. Los palestinos no tienen ejército, por los Acuerdos de Oslo no tienen derecho a tener ejército, ahí lo que hay es una resistencia muy arcaica que prácticamente pelea con tirachinas frente a aviones de combate. No podemos hablar de eso.

Yo creo que lo que están haciendo los palestinos es fruto de la desesperación, los están bombardeando en su tierra, en una franja donde no tienen un búnker dónde meterse, no tienen una boca de metro dónde protegerse, no tienen una frontera por dónde salir porque la Franja de Gaza lleva bloqueada 15 años y en esa pequeña franja de tierra nacen y mueren los palestinos sin tener opción a salir y no tienen más que hacer que pelear con lo que tienen. Pero creo que es absolutamente injusto equiparar lo que hace uno de los mayores ejércitos del mundo contra una población desarmada que no tiene capacidad de combatir más allá de sus uñas, sus piedras y su desesperación.

—La ONU ha expresado su preocupación. La Unión Europea dice que debe cesar la violencia. Usted, como presidente de la delegación del Parlamento Europeo para las relaciones con Palestina, ¿qué piden a la Unión Europea para frenar esta escalada de violencia y resolver el conflicto israelí-palestino de fondo?

—Yo creo que la Unión Europea tiene mecanismos suficientes para presionar a Israel más allá de las declaraciones que hace. Las declaraciones que hace, la mayoría de los casos, van en el buen sentido, cuando condenan sin paliativos los nuevos asentamientos israelíes, cuando se producen actos ilegales también, pero en situaciones como esta, me parece, que mantiene una equidistancia que no se corresponde con la realidad, cuando habla de los dos bandos del conflicto, dándole el mismo tratamiento a los dos, cuando ya he explicado mi visión sobre este conflicto.

Yo creo que aquí hay elementos suficientes para presionar. Por ejemplo, la Unión Europea tiene un acuerdo de asociación con Israel que en su cláusula segunda plantea que este acuerdo está basado en el resto a los derechos humanos de ambas partes, y es obvio que Israel está vulnerando los derechos humanos del pueblo palestino. Se debería aplicar esa cláusula para suspender este acuerdo de asociación mientras Israel no respete los derechos humanos del pueblo palestino, el derecho internacional y los tratados internacionales, así como los mismos compromisos firmados con el propio régimen israelí.

Tenemos a Israel que pertenece a programas, como el programa Horizonte, que está sirviendo para financiar a la industria armamentística de Israel. Se financian a empresas que fabrican los drones con los que se asesinan a los niños de la Franja de Gaza. Deberíamos sacar a Israel inmediatamente de ese programa. Deberíamos impedir que Israel pueda comerciar en el territorio de la Unión Europea con los productos sacados ilegalmente de las colonias israelíes en Cisjordania, en la Cisjordania ocupada. Entonces, hay elementos suficientes para presionar, el problema es que parece que no hay voluntad política para ejercerlo.

—¿Por qué?
—Porque Israel tiene socios de mucho peso a escala internacional. El principal socio es Estados Unidos que le sirve de escudero ante cualquier intento de sanción en el Consejo de Seguridad de la ONU, pero aquí mismo en Europa también nos encontramos a los países más de extrema derecha, a los Gobiernos más filo fascistas de la Unión Europea, como pueden ser Hungría, Polonia o Eslovenia, pidiendo que no se imponga ningún tipo de medidas como las que estoy mencionando.

Lanzamiento de cohetes hacia Israel

https://rpp.pe/mundo/actualidad/asi-se-vio-el-lanzamiento-de-130-cohetes-de-hamas-hacia-israel-fotos-noticia-1336281?ref=rpp

|mundo.sputniknews.com

 19,836 total views,  1 views today

Samsung invertirá 171 billones de wones en semiconductores hasta 2030

Previous article

Conmebol elige Guayaquil para final de Copa Libertadores 2022

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *