¡Que las paperas no te agarren desprotegido!

En días recientes se informó de la aparición de casos de paperas en varias unidades educativas de Quito. La novedad fue reportada el 8 de junio por el Ministerio de Salud Pública (MSP) e indicó que se implementarán protocolos necesarios con la finalidad combatir la enfermedad.

El Ministerio además indicó que trabaja en la identificación de casos mediante un levantamientoepidemiológico. Durante los primeros 6 meses (enero-junio) del año se han reportado alrededor de 525 casos de paperas en la capital, según datos del propio organismo.

A priori, el MSP ha brindado a la ciudadanía una serie de recomendaciones para prevenir y controlar la enfermedad entre las cuales están el aislamientouso de mascarillas y gel antiséptico, ventilación, entre otras medidas.

La parotiditis epidémica o paperas, es una enfermedad viral que presenta síntomas a nivel de garganta, acompañada de fiebre prolongada o moderada, malestar general, dolor muscular y de cabeza, y sensación de pesadez, según indica el MSP y la califica como una enfermedad prevenible. Mediante pruebas de laboratorio se puede identificar el virus y sus anticuerpos en la sangre del afectado.

El contagio y sus consecuencias

A quien la sufre, le causa un aumento de tamaño de las glándulas salivales acompañado de dolor al masticar o al tragar. La infección también puede afectar los testículos, el encéfalo y el páncreas, especialmente en los adultos, según detalla el Manual de Merck, un texto médico profesional sobre enfermedades y tratamientos.

En el caso de los niños, adquieren las paperas al respirar pequeñas gotitas de humedad transportadas por el aire expulsado al toser, por una persona infectada o al tener contacto directo con objetos contaminados por saliva infectada. La mayoría de menores se recuperan sin problemas, pero en casos poco frecuentes los síntomas empeoran de nuevo al cabo de unas 2 semanas; incluso la infección causa a veces meningitis o encefalitis.

Vacunas de prevención

Las vacunas contra la contra la parotiditis son esenciales como parte de las inmunizaciones sistemáticas de la infancia. El Manual de Merck detalla que la primera dosis de la vacuna contra las paperas se administra entre los 12 y los 15 meses de haber nacido.

La segunda dosis se administra entre los 4 y 6 años y se utiliza una vacuna combinada para el sarampión, las paperas y la rubéola, y a veces también la vacuna para la varicela. Aclaran que no existe una vacuna separada sólo para las paperas.

¿Existen reacciones adversas a la vacuna? La Organización Mundial de la Salud (OMS), explica que las más frecuentes tras la vacunación antiparotidítica son la inflamación de las parótidas y/o glándulas submandibulares y fiebre leve. En ciertas ocasiones también se producen fiebre moderada, reacciones locales y reacciones alérgicas.

Asimismo el organismo indica que se han notificado casos de meningitis aséptica tras la administración de diferentes vacunas antiparotidíticas, con frecuencias muy variables.

¿A dónde acudir para vacunarse? En el Distrito Metropolitano de Quito (Coordinación Zonal 9) hay 137 centros de salud en donde se aplica la vacuna prevención para la papera, sarampión y rubeóla.

Personal de salud también realiza recorridos en los barrios para colocar las dosis a los infantes que lo requieren.

Fuente: Extra

0 Comments

    Leave a Comment

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember me Lost your password?

    Lost Password