Pese a la pandemia de coronavirus, en Otavalo salieron a las calles a bailar por el Inti Raymi

La culminación de las fiestas del Inti Raymi en Otavalo, que se desarrollaron entre el 24 y el 29 de junio, mantiene en alerta a las autoridades sanitarias de Imbabura, debido a que los comuneros del sector rural irrespetaron los protocolos de bioseguridad.

Pablo Yacelga, jefe del Distrito de Policía, informó que 194 personas fueron sancionadas por incumplir el toque de queda que rige desde las 18:00 en semáforo rojo, desobedeciendo las disposiciones del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional.

Los pobladores de Peguche, Ilumán, Camuendo, y San Pablo decidieron salir en las noches a festejar: bailando, zapateando, interpretando música e ingiriendo licor en las calles. El oficial dijo a este Diario que únicamente un 15% de la gente respetó la disposición.

La tradición pudo más que el temor a contagiarse, dijo uno de los policías que participó en los operativos de disuasión, en los que los uniformados pidieron a los indígenas retornar a sus casas para evitar un probable contagio masivo.

Yacelga informó que en algunos lugares los policías fueron atacados con piedras, obstruyendo los pobladores las labores de control. Además, varios infractores amanecieron libando y algunos no utilizaron mascarillas.

Tanya Lema, responsable del Distrito de Salud, manifestó que la gente joven hizo caso omiso y ahora si se presentan casos positivos pondrán en serio riesgo a sus padres y abuelos.

“En dos semanas se verán las consecuencias de estos actos irresponsables”, dijo la funcionaria, quien confirmó que en esta jurisdicción imbabureña existen 187 casos de coronavirus y nueve defunciones.

Las autoridades coinciden que socializaron sobre el peligro que representaría celebrar esta fiesta nativa de forma masiva como se realiza todos los años, pero lamentablemente las comunas rurales prefirieron infringir las recomendaciones y no suspender la festividad.

Lema adelantó que esperan hasta el 15 de julio para tener información precisa sobre el estado de salud de las personas que se tomaron las calles sin los elementos de bioseguridad.

Los resultados permitirán evaluar la situación epidemiológica y decidir con las 16 Mesas Técnicas si cambian al color amarillo en la tercera semana de julio. En este cantón han logrado recuperarse 80 pacientes COVID-19 y están pendientes 45 conclusiones de pruebas PCR.

El Distrito de Salud de Otavalo indicó que en el hospital básico de esta ciudad existen 10 camas COVID y que los dos últimos pacientes con la pandemia dejaron esa casa de salud el pasado lunes. (I)

F. El Universo

 93 total views,  2 views today

0 Comments

    Leave a Comment

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember me Lost your password?

    Lost Password