Ecuador, la sala de espera de 400 mil venezolanos Machala es una de las cinco ciudades del país con más flujo de migrantes

“Ecuador ya no solo es un país de tránsito de los flujos migratorios, sino que hoy en día es un país destino de los flujos migratorios, especialmente del contexto colombiano y venezolano”, explicó Felipe Asanza, representante de ACNUR.

Frente a la ola de emigrantes que vive el país, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), se reunió en Huaquillas, el jueves 27 de junio, con los actores locales del Estado y organizaciones no gubernamentales para socializar la situación actual de los 400 mil venezolanos se encuentran dentro de Ecuador.

Datos oficiales indican que, en 2018, 547.000 venezolanos cruzaron la frontera colombiana hacia Ecuador y que en el mes de agosto el promedio se elevó a 4.000 por día.

¿Pero a dónde van?, Diana Martínez, venezolana, madre de tres niños, quien trabaja en un local de comidas en Huaquillas, dijo que su intención no es quedarse en la ciudad fronteriza, sino cruzar hacia Perú donde están sus primos, que junto a sus compatriotas buscan estabilizarse en el vecino país o avanzar hacia Chile.

Fronteras Cerradas

Pero su realidad es distinta, debido a que el 15 de junio Perú cerró sus fronteras al igual que Chile lo hizo el 22 del mismo mes.

“Ya no podemos correr para ningún lado, nos cerraron las fronteras y regresarnos para Venezuela no es una opción, al menos la mía no. Yo salí sin nada de mi país, entonces ahora solo nos queda buscar trabajo aquí en Ecuador, mientras buscamos la manera de conseguir los papeles o cruzar a escondidas”, expresó Martínez.

En Tulcán aún se realiza el ingreso a migrantes que deciden seguir la ruta hacia la frontera sur pero durante su viaje, por temas económicos, de salud o de trabajo deciden quedarse en ciertos cantones.

El representante de la ACNUR. afirmó que “Cada que se cierra una frontera esto provoca que cientos de venezolanos que quieren cruzarlas, estén expuestos al trafico ilícito de migrantes, explotación de sexual y laboral de más de 16 horas diarias”.

Mayor flujo

Machala, Tulcán, Ibarra, Ambato y Manta son las ciudades con mayor presencia de personas en situación de movilidad humana y protección internacional, según un monitoreo de ACNUR desde el 2018.

Los datos de la ONU también muestran que luego de estar en las zonas fronterizas deciden viajar hacia las principales ciudades como Quito, Guayaquil y Cuenca, donde la solicitud de ayuda internacional va en aumento.

Felipe Asanza, representante de la ONU, para el Alto Comisionado de refugiados ACNUR, indicó que desde el 2018 hasta mayo del 2019, se han emitido más de 97 mil visas, lo que considera oportuno ya que “Ecuador ha dado grandes esfuerzos para reconocer a los refugiados venezolanos, lo que muestra una política pública encaminada al ordenamiento jurídico transversal y protección de personas en necesidad de movilidad humana y protección internacional”.

DERECHOS HUMANOS

Además señaló que las instituciones públicas tienen que aunar esfuerzos para que los derechos de los migrantes se cumplan conforme con la Ley de Movilidad Humana (LOMH), que establece “El reconocimiento de la potestad del ser humano para movilizarse libremente por todo el planeta. Lo que implica la portabilidad de sus derechos humanos independientemente de su condición migratoria, nacionalidad y lugar de origen, lo que llevará al progresivo fin de la condición de extranjero”.

“Así como garantizar que los procedimientos de los refugiados sean escuchados, de mantener una solución duradera como estado para que las personas que e ingresen a Ecuador se sientan como en casa y ellos puedan aportar con sus saberes a la sociedad ecuatoriana”, manifestó Asanza.

Reunión

La reunión que se desarrolló desde las 9:00, en el salón del Hotel La Habana, dio lugar a que los representantes de gobiernos y de organismos internacionales debatieran temas en relación a la manera de gestionar los tramites.

Asimismo, brindar la protección a los refugiados, responder las distintas necesidades de las personas desplazadas, promover oportunidades de migración legal y facilitar una mayor comprensión entre organismos a fin de elaborar estrategias para responder a estos movimientos de una manera eficaz, coordinada y que respete las normas por las que se rige protección.

Fuente: Diario Correo

0 Comments

    Leave a Comment

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember me Lost your password?

    Lost Password