Adolescente fue agredido en el abdomen por unos delincuentes

Le agujerearon el abdomen en una riña. Más de 45 días de incapacidad física le dieron a Carlos(nombre protegido), luego de ser agredido con un pico de botella en las calles Cumandá y Libertad, en el centro de Quito la madrugada del viernes.

Todo comenzó minutos antes, cuando el señor y sus parientes disfrutaban de una reunión en un domicilio de San Roque. En cuanto el licor terminó, uno de los asistentes salió para comprar una botella.

Apenas logró avanzar un par de metros, cuando fue interceptado por cinco sujetos que -supuestamente- le querían quitar su teléfono celular.

Al verse rodeado, el joven llamó a gritos a sus familiares y -en segundos- inició una discusión entre las personas (cinco del lado de los atacantes y cinco del hombre que iba por el licor).

Según la Policía, en ese momento, los agresores, al parecer, tomaron unas botellas, las rompieron y amedrentaron a las víctimas.

En la riña, Carlos y sus allegados resultaron heridos. Él era quien estaba más delicado y quedó recostado sobre la calzada.

A la llegada de una ambulancia, el joven fue valorado y trasladado a una casa de salud del sur de la ciudad. Además de las lesiones abdominales, la víctima tenía un profundo corte en la cabeza. Mientras que sus compañeros, con heridas menores, principalmente en los brazos, fueron remitidos a otro hospital de Quito.

La detención

Una patrulla que circulaba por la zona se encontró con los heridos en la vía. Los agredidos narraron lo sucedido e inició la búsqueda de los sospechosos, entre los que había un menor de edad.

A pocas cuadras de la escena, los uniformados localizaron a los tipos, que fueron trasladados a un destacamento de Policía.

Miembros de la Dinased también llegaron al lugar para recoger indicios de lo ocurrido. Posteriormente, arribaron a las casas de salud para entrevistar a las víctimas.

En la Unidad de Flagrancias, los acusados cumplieron con una audiencia en la que un juez ordenó medidas cautelares para los cuatro adultos. Esto quiere decir que deberán presentarse en las dependencias de Justicia, cada ocho días, hasta que se realice el juicio, agendado para las 15:30, de 20 de agosto.

Por otro lado, el adolescente recibió medidas socioeducativas acorde a la normativa. Solo uno de los acusados tenía una causa penal previa a la acusación por lesiones. (AAM)

Fuente: Extra

0 Comments

    Leave a Comment

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember me Lost your password?

    Lost Password