Nacionales

Morales: “Alguien, seguro va a tener el dinero para el dragado”

0

El prefecto Carlos Luis Morales tiene abierto un impasse con la Marina por su decisión de terminar unilateralmente el contrato de dragado del islote El Palmar que firmó su antecesor Jimmy Jairala. Con una acción de protección que le fue concedida, la Marina intenta evitar la declaración de contratista incumplido que lo dejaría fuera de la contratación pública por cinco años. Morales, por su parte, quiere los 58,8 millones comprometidos en ese contrato para hacer una nueva licitación para el dragado. De eso habla con EXPRESO.

– ¿Cómo se está preparando Guayas para el próximo invierno?

– Con un gran programa de prevención invernal. Limpieza de canales, desazolve de ríos. No puede ser que los tres proyectos que tenemos de prevención de inundaciones (Bulu Bulu, Cañar y Naranjal) del Gobierno estén embancados. Tenemos un río Babahoyo (fuerte y potente) que viene sin freno frente a un río Daule débil, producto de la presa Daule Peripa, que viene lento. Los dos deberían desembocar en el golfo, pero el Babahoyo se mete y produce el islote El Palmar (río Guayas).

– ¿Cuál es la gran solución, además de dragar?

– Buscar soluciones integrales. Por eso no era solo dragar.

– Pero siempre se dijo que era un tema integral.

– Iban solo a extraer el islote.

– No me refiero al contrato del dragado de El Palmar, sino a lo que siempre dijeron los expertos y que incluso fue publicado por EXPRESO en su momento.

– Yo lo leí. Y sí, todos coincidieron con lo que había que hacer. No solamente es extraer el sedimento sino que hay que encauzar el Babahoyo (afluente del Guayas) para que vaya al golfo porque de lo contrario se va a formar otro islote.

– Pero cómo van a acelerar al río Daule si están hincando pilotes (en el Guayas) para una aerovía y está el Malecón 2000. Expertos advirtieron que esas obras aumentarían la sedimentación.

– No le hemos devuelto la navegabilidad al río y de alguna manera tenemos que hacerlo. Hay tres cosas fundamentales que hacer: tener un lugar donde depositar los sedimentos; devolver la navegabilidad al río y prevenir las inundaciones. No se le puede quitar 58 millones de dólares a la provincia del Guayas. Este es un tema nacional en el que estamos involucrados cinco provincias.

– ¿Ha hablado con esas cinco provincias?

– El Gobierno tiene que vincularse de alguna manera porque no es un tema solo de Guayas. Voy a buscarlo en su momento. Los acercamientos ya están con los prefectos de Bolívar, Cañar, Manabí y Los Ríos. No podemos permitir que nuestros agricultores pierdan sus cultivos por estar en una discusión y en una pelea que no ha llevado a nada, de una obra que no se ha hecho (el dragado).

– Una obra que no se ha hecho y que cada día se enreda más.

– Para mí no está enredado.

– ¿Qué fallas tuvo la Prefectura anterior en la contratación del dragado del río Guayas?

– Me encantaría que se lo pregunte a ellos. A mí no.

– ¿Qué encontró usted?

– El 20 de abril, electo ya, mi primer tuit fue que lo iba a terminar unilateralmente (el contrato del dragado). Todo el mundo sabía que era un contrato plagado de irregularidades. Cuando me posesioné, lo primero que hice fue armar una comisión para que haga un informe detallado del avance del contrato, el nivel de cumplimiento del contratista y la viabilidad de la terminación unilateral del contrato.

– Si fue así, por qué se sentaron a conversar sobre la terminación del contrato por mutuo acuerdo.

– Esa comisión y mis abogados me dicen que hay una posibilidad de terminarlo por mutuo acuerdo. Empezamos a conversar y con las notificaciones -no comunicaciones- estudiamos la posibilidad de terminarlo de mutuo acuerdo.

– ¿Por qué cambió todo?

– Sería bueno que le pregunte a Serdra (Servicio de Dragas de la Armada) qué hizo en medio de las notificaciones y de las conversaciones. Serdra subió al portal (de Compras Públicas) un proceso para alquilar una draga a mis espaldas y de seguro a espaldas del comandante general de la Marina, Darwin Jarrín. Entonces yo dije: ahora termínenlo unilateralmente. No se puede seguir conversando así.

– ¿Qué va a hacer ahora?

– Soy un hombre de diálogo y le estoy demostrando la buena voluntad que tuve. ¿Por qué no alquilaron antes la draga? ¿Por qué la draga nunca llegó? ¿Por qué no dragaron lo que tenían que dragar? ¿Porque el sedimento no está en un lugar destinado? Cambiaron tres veces de lugar de destino de los sedimentos.

– ¿Responsabilidad de Serdra o de la Prefectura?

– Yo no me voy a hacer responsable de lo que firmaron los anteriores. Con mucho respeto quiero preguntarle al comandante general de la Marina si él quiere hacerse responsable de lo que firmaron los otros. Sería bueno que los dos trabajáramos juntos en esto para denunciar las irregularidades que ha habido en ambas instituciones. El comandante general de la Marina es un hombre serio, honesto, para mí: íntegro. Los representantes legales de Serdra tendrán que responsabilizarse.

– Ahora que la Marina logró una acción de protección (suspende la terminación unilateral del contrato) y que el caso está en la justicia, ¿qué va a hacer la Prefectura?

– Haré el dragado.

– ¿Con qué recursos?

– Yo voy a elevar un nuevo proceso, transparente, con las mejores empresas, porque sí hay gente interesada en dragarlo. Hay empresas multinacionales para hacerlo, la única diferencia es que será una solución integral. Qué pasa con los otros ríos: el Amarillo, el Pula, el Magro, el Vinces, el Guayas, el Babahoyo, Los Tintos. Cómo drago los demás ríos si tengo sitios bajos como Salitre y Jujan.

– ¿De dónde sacará el dinero para los estudios y el dragado?

– Solo le puedo decir que hay financiamiento.

– ¿Se está hablando con algún organismo multilateral?

– Alguien, seguro que va a tener el dinero para hacer el dragado. Ahora no se lo puedo decir. Y quiero dejar claro: a nadie se lo voy a dar a dedo. Yo tendría la posibilidad, terminando el contrato, con régimen especial y todo, de poder darlo a dedo. Pero no soy así.

– ¿Ha tenido acercamiento con alguna compañía que podría estar interesada en el dragado?

– No. Ninguna. Ni lo voy a permitir. Cómo puedo tener acercamiento con alguna empresa. Eso es totalmente descabellado. Yo me estoy jugando aquí muchas cosas, no sé si hasta la vida.

– ¿De quién son los terrenos donde se iba a depositar los sedimentos (en Durán)?

– Usted me sigue preguntando a mí, sería bueno que se lo pregunte a ellos.

 Se lo pregunto porque hay terrenos privados (nadie sabe a quién pertenecen).

– En un proceso de dragado, usted cree que el informe técnico es valedero. Cuando me habla de que han cambiado tres veces el lugar del destino del sedimento.

– Dígamelo usted. Es el prefecto. ¿Él informe es técnico?

– Para nada.

– ¿Falló todo?

– Allí está el proceso fallido. Este contrato no solamente es fallido nació imposible.

– ¿Por qué no dice de dónde vendrá el dinero para el dragado?

– Porque seguro, cada compañía, va a tener el financiamiento. La Prefectura puede trabajar 50/50. Hay que determinar qué tipo de términos de referencias vamos a poner en el nuevo proceso que será integral.

F. Expreso

 229 total views,  1 views today

Jubilados presentan ley ciudadana para el IESS

Previous article

Las enfermedades más letales del camarón

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Nacionales