Nacionales

Menor de edad fue acribillado en el sur de Guayaquil y su familia no ha sido localizada

0

El cuerpo de Ángel Francisco L. R., un joven de 17 años conocido como alias Pechuga, fue trasladado a la morgue desde el hospital Guayaquil, donde se confirmó el deceso del menor de edad, pues recibió al menos tres impactos de bala en la cabeza.

Dos hombres en moto habrían disparado contra Ángel la madrugada de este lunes en las calles Camilo Destruge y Abel Castillo, en el sur de Guayaquil.

El menor supuestamente dormía en las calles por un problema de consumo y se conoce que iba acompañado de una mujer, también con problemas de adicción, cuando lo sorprendieron sus atacantes.

La mujer gritaba: “No lo mates, déjalo”, contó un morador del sector, quien se despertó por el sonido de los disparos.

Los agentes de la Unidad de Muertes Violentas (Dinased) mencionaron que la víctima estaría involucrada en el microtráfico que afecta a la zona, donde funcionan una escuela y un mercado. La testigo declaró que Ángel al ver a los motorizados intentó huir, se tropezó, cayó al suelo, y ahí el sicario aprovechó y le disparó en la cabeza.

En la escena, los agentes de Criminalística levantaron tres indicios balísticos.

La mujer agregó que la noche del martes ya habrían tratado de matarlo cerca de ahí y que logró correr al ver a sus asesinos, pero la madrugada del lunes no tuvo la misma suerte.

El cuerpo del fallecido no ha sido reclamado por sus familiares. Los agentes de la Dinased buscaban este lunes a los allegados del joven. Realizaron llamadas telefónicas, pero los números no coincidían, además tocaron varias puertas a pocas cuadras de la escena del crimen, pero le dijeron que la familia de Ángel ya no vivía ahí.

Mientras tanto, el cadáver sigue en la morgue.

Otra muerte violenta

Cerca del sector donde mataron al menor, un día antes asesinaron a otro hombre en una cancha de fútbol. El crimen se dio la noche del sábado en las calles 4 de Noviembre y la 16.

Tres hombres en una moto llegaron al sector y dispararon en al menos once ocasiones contra Luis Alberto Íñiga Acosta.

Los policías que investigan el hecho presumen que se trató de una confusión, que los sicarios realmente querían matar a otro hombre que estaba a pocos metros de Íñiga y quien colaboró con los investigadores para identificar a los gatilleros.

Este crimen habría sido ordenado desde la Penitenciaría por Los Lagartos, pues el verdadero objetivo de los sicarios sería un integrante de la banda Los Tiguerones (antes era chonero).

 131 total views,  1 views today

El alcalde de Quito se siente perseguido

Previous article

Hombre fue asesinado a tiros mientras conducía su vehículo en Chone

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Nacionales