Los 100 días de Clemente:

clemente bravo riofrío

LIDERAZGO Y CONFIANZA DEL SECTOR PRODUCTIVO

Estamos próximos a cumplir los 100 primeros días de mandato del prefecto Clemente Bravo Riofrío, corto período de tiempo que sin embargo ha sido muy bien capitalizado por el “Prefecto Diferente”, que, en primer lugar, ha recuperado la alicaída imagen institucional de la Prefectura de El Oro, devolviéndole el sitial de la principal institución autónoma de la provincia.
Luego, su presencia y participación en los principales problemas que aquejan a los orenses, es bien vista por los sectores productivos; nos referimos a los bananeros, camaroneros, mineros, comerciantes, exportadores, y la academia, que han tenido la oportunidad de compartir con él sesiones de trabajo en las que verdad se obtienen resultados positivos.
Sabiendo que el banano es la principal actividad económica de la provincia porque agrupa a no menos de 5.000 pequeños productores que en la actualidad exportan 1,5 millones de cajas de banano semanales, Bravo ha mantenido permanentes reuniones de trabajo con los productores de banano y con las autoridades gubernamentales, asumiendo la responsabilidad de evitar a toda costa que la plaga conocida como el FUSARIUM 4 o MAL DE PANAMÁ, llegue al país afectando a la producción, no sólo de El Oro, sino de todo el país.

Uno de sus puntos altos en estos 100 primeros días, es la propuesta de una reforma a la Ley de Desarrollo de Puerto Bolívar, lo que permitiría que el 70% de las regalías que genera Autoridad Portuaria, sean repartidas entre el Municipio de Machala y Prefectura de El Oro, para la realización de obras en Puerto Bolívar y que ese dinero no pueda ser desviado a ningún otro fin so pena de destitución y enjuiciamiento penal de la autoridad que así lo permitiere.


Ahora mismo es reconocido a nivel nacional como quien lidera la lucha contra este hongo y sus recomendaciones han sido adoptadas por todos los involucrados en este negocio, incluida la concesionaria de Autoridad Portuaria, YILPORT, que es por donde se exporta la producción bananera.
Con la academia, como también se conoce a la Universidad, está a punto de firmar un convenio para reactivar las extensiones universitarias en algunos cantones de la provincia, especialmente de la parte alta y de la frontera, con la finalidad de dar oportunidad a los jóvenes de escasos recursos, a que puedan acceder a la educación superior y obtener un título de tercer nivel. De la misma manera, está promoviendo la presencia de catedráticos de altísimo nivel con el fin de retomar el plan de maestrías, tan necesario para garantizar una educación de calidad.
En el tema minero, se ha reunido con las asociaciones y personas que se dedican a la pequeña minería, con el fina de retomar el proyecto de la relavera del sitio “El Tablón”, con lo que todos estarían obligados en transportar el material de desecho de las minas en este sitio, evitando que se sigan contaminando las fuentes de agua, en especial el río Amarillo de Portovelo, lo que ha originado incluso un reclamo a nivel internacional de parte de nuestros vecinos peruanos.
Es su preocupación también que las actividades camaroneras se mantengan y desarrollen dentro de los planes ambientales de tal manera que su accionar no produzca afectaciones medio ambientales. En este sentido la Comisaría Provincial de Medio Ambiente está visitando las camaroneras para constatar que se cumplan los planes de manejo ambiental estipulados en las licencias ambientales, y en caso de no tener dicha licencia, iniciar el proceso para su obtención, todo con la finalidad de regularizar y garantizar el buen trabajo de los empresarios camaroneros.
A nivel empresarial, su seriedad en el tratamiento de los temas lo está convirtiendo en un aliado estratégico de los empresarios privados, que se estarían animando a realizar inversiones público – privadas, en varios proyectos turísticos, de riego y de generación hidroeléctrica, por lo que estamos seguros que en el futuro inmediato algo de esto ya será una realidad.
Uno de sus puntos altos en estos 100 primeros días, es la propuesta de una reforma a la Ley de Desarrollo de Puerto Bolívar, lo que permitiría que el 70% de las regalías que genera Autoridad Portuaria, sean repartidas entre el Municipio de Machala y Prefectura de El Oro, para la realización de obras en Puerto Bolívar y que ese dinero no pueda ser desviado a ningún otro fin so pena de destitución y enjuiciamiento penal de la autoridad que así lo permitiere.
En el vértigo de su actividad, Clemente Bravo se ha alcanzado incluso para hacer el trabajo que les corresponde a los vagos asambleístas de El Oro, que en sus años de “trabajo” no han presentado una sola ley en beneficio de nadie, ni siquiera de ellos mismos.
Todo esto sin descuidar los aspectos básicos de su administración como el pago puntual de los sueldos y salarios de sus colaboradores, mantenimiento y recuperación de maquinaria que estaba en malas condiciones, atención y fortalecimiento a los programas de servicio social entre otros.
UILV

0 Comments

    Leave a Comment

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember me Lost your password?

    Lost Password