“LO QUE ESTEBAN SE LLEVÓ… Segunda Parte: EL PRESUPUESTO DEL 2018-2019 “UN FESTÍN”

Debemos pensar que nunca estuvo entre los planes de Esteban Quirola perder las elecciones; dentro de su enorme ego personal y con la protección de su legión de santos y espíritus, lo lógico, según él, era que gane sin despeinarse la reelección. Así lo sentía y se lo daba a conocer a todos sus allegados y subalternos.
Por eso es que, llegado el mes de noviembre del 2018, propone a la cámara de consejeros (algunos de ellos ignorantes de la ley), que le aprueben una PRORROGACIÓN del presupuesto del 2018 al 2019 por un valor de USD $64´201.628,51, algo que está prohibido expresamente en el artículo 107 del Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas, norma legal que guarda estrecha relación y concordancia con el artículo 83 del Reglamento de la citada ley, y el artículo 213 del COOTAD, inciso segundo, que textualmente señala:
“En el último semestre del período para el cual fueron elegidas las autoridades de los gobiernos autónomos descentralizados, no podrán asumir compromisos presupuestarios que no consten en el plan operativo anual aprobado por las instancias de participación ciudadana y el respectivo órgano legislativo, salvo los dispuestos por la ley”.
Esta norma pretende precautelar de cualquier abuso en el manejo de los recursos públicos a las instituciones, por eso habla del último semestre de funciones. Pero, como ya dijimos en el primer párrafo, Quirola nunca pensó perder y por eso no era imperativo cumplir con lo que dice la ley, y por eso lo hicieron tal y cual ahora nos enteramos los orenses.
Ahora bien, de esos 64 millones de dólares, en el 2019 hasta mayo del 2014, no podían haber comprometido, pagado o dispuesto, más de USD $23´754.602,55 correspondientes al 37% del ejercicio fiscal de ese año, sin embargo y por su propia cuenta y riesgo, de enero a mayo del 2019 (en plena campaña electoral para la reelección), Quirola dispone de USD $40´193.255,45, el 63% del presupuesto, algo que incluso su financiera, la Ing. Cecilia Herrera Cumbicos, le informó que no podía hacerlo según consta en el memorándum Nro. 2018-0177-SEF-GADPEO.
Para consumirse las dos terceras partes del presupuesto anual correspondientes al año 2019, Quirola realizó 23 reformas presupuestarias bajo la modalidad “Traspasos de Crédito”, es decir, se llevaban el billete de una cuenta a otra y para cumplir con distintas obligaciones. Hoy se sabe que hasta una fiesta personal fue pagada con esos recursos.
Por este uso arbitrario de los recursos públicos, el funcionario debe responder ante la Contraloría General del Estado por los supuestos de malversación de fondos públicos y peculado.
En este punto no está claro con qué propósito se consumieron más de 16 MILLONES DE DÓLARES en menos de 5 meses.
Todos sabemos que no hay crimen perfecto y que todo se llega a saber en su momento.
Volvemos a insistir en que perder las elecciones no estaba en sus planes, por eso es que tuvieron que hacer al apuro 23 reformas al presupuesto para poder gastar lo que gastaron; pero en toda esa vorágine y orgía de recursos públicos lo que más dejaron fueron huellas y pistas, que nosotros estamos siguiendo con nuestro equipo profesional, y que muy pronto serán de conocimiento de toda la colectividad. (i)
Continuará próximas ediciones.

1 visitas totales, 1 visitas hoy

0 Comments

    Leave a Comment

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember me Lost your password?

    Lost Password