“Ley Clemente” SOLO TRES ASAMBLEÍSTAS DE EL ORO HAN LEÍDO LA REFORMA A LEY DE DESARROLLO DE PUERTO BOLÍVAR

Han pasado más de dos meses desde que el prefecto Clemente Bravo hizo la entrega del proyecto de reforma a la Ley de Desarrollo de Puerto Bolívar a los asambleístas de El Oro, para que hagan la gestión de su trámite y posterior aprobación, considerando que esta reforma beneficiaría de manera determinante a toda la colectividad porteña.
Se supone que los asambleístas son los que proponen las leyes y sus reformas, pero como los cinco orenses han demostrado incapacidad absoluta para hacerlo, Clemente Bravo les dio haciendo el trabajo, para ver si por lo menos sirven para tramitar e impulsar lo ya hecho.
Ahora resulta que en redes sociales los asambleístas Franco Romero, Patricia Enríquez y Mercedes Serrano, suben una foto en las redes sociales muy sonrientes ellos anunciando que ya han leído la reforma y recién empezarán con el trabajo de socialización, pero que en todo caso, ya tienen tres firmas a favor, las de ellos mismos.
En el colmo de la desfachatez no se sabe si Andrea Yaguana y Rosa Orellana, que no salen en la foto, por lo menos han leído la reforma a la ley para que sepan de qué se trata.
Así estamos en la provincia; que mala suerte la de los orenses de haber caído en manos de estos representantes que no representan nada.
A lo único que se han dedicado es a tratar de ubicar a sus familiares y amigos en puesto de la burocracia dorada, pidiendo pequeños espacios de poder como si se tratara de vulgares tramitadores.
Que sepan todo Puerto Bolívar y la provincia en general, que a los asambleístas orenses no les interesa la suerte de los porteños y su parroquia; así lo demuestran con las actitudes que los develan como seres sin alma ni sentimientos.
Si ya el Prefecto les dio haciendo el trabajo de una reforma a la Ley de Desarrollo de Puerto Bolívar, por lo menos tengan la decencia de ponerse a conversar con el resto de asambleístas para que puedan presentar esta reforma en el pleno lo más antes posible. Dice un dicho que cuando la ley tarda demasiado ya no es justa.

2 visitas totales, 2 visitas hoy

0 Comments

    Leave a Comment

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember me Lost your password?

    Lost Password