CORTE CONSTITUCIONAL DEBE RESOLVER COMPETENCIA DE JUEZ EN “CASO MACHUCA HERMANOS”

Con el fin de legitimar y reafirmar su competencia para conocer el juicio conocido como el “Caso Machucha Hermanos”, que llegó a sus manos luego de la destitución del juez de lo civil de EL Oro, Dr. Patricio Morán Jaramillo, la Dra. Cynthia Amaya Mogollón, jueza de la Unidad Civil con sede en el cantón Machala, ha enviado la respectiva consulta a la Corte Constitucional del Ecuador.
En estos momentos está en manos de la Corte Constitucional, contestar positiva o negativamente la consulta hecha por la Dra. Amaya, toda vez que por este proceso han sido destituidos hasta el momento dos jueces a quienes se les ha probado documentadamente sus yerros en el proceso.
De ahí la necesidad de la consulta elevada por la Jueza, lo que habla bien de ella al tratar de blindar su actuación en un caso muy polémico, pero, sobre todo, muy manoseado por los tentáculos de la corrupción.
En caso de ser afirmativa la respuesta, la Jueza Amaya tendrá toda la potestad de declarar la nulidad de todo lo actuado a partir de la sentencia de mérito que su momento dictó la Corte Nacional de Justicia en la que mandó a rendir cuentas a los herederos de Héctor Machuca Granda (+) del 25% de las acciones que corresponden a la sociedad de hecho “Machuca Hermanos”, a los herederos de Juan Machuca Granda (+), supuestos beneficiarios de esas acciones.
En esto es lo que debía terminar el bullado juicio conocido como “Machuca Hermanos”, en una rendición de cuentas, como efectivamente los hizo el procurador de los herederos de Héctor Machuca Granda (+), en la que se señaló que la sociedad de hecho “Machuca Hermanos”, nunca existió ni legal ni jurídicamente, nunca tuvo un contrato de operación o concesión minera, nunca tuvo RUC, ni cuenta bancaria, peor rol de trabajadores; en esas circunstancias las cuentas que se rendían eran equivalentes a 0.
En este momento histórico estará en manos de la jueza Amaya, poder corregir los errores que se cometieron en este juicio causándole un daño económico y moral a un joven empresario a quien se le ordenó el embargo de sus bienes y el pago de una suma superior a los DIEZ MILLONES DE DÓLARES, de una causa que no tiene ni pies ni cabeza, por lo que ha sido presentado ante el país, como el juicio con más actos de corrupción en toda la historia judicial del país. (i)

FOTO EL COMERCIO

1 visitas totales, 1 visitas hoy

0 Comments

    Leave a Comment

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember me Lost your password?

    Lost Password