Nacimiento de Julio Alfredo Jaramillo Laurido

Apodado “El ruiseñor de América”, nacido en Guayaquil el 1 de octubre de 1935. Hijo de Juan Pantaleón Jaramillo Erazo, oriundo de Machachi y de Apolonia Laurido Cáceres, guayaquileña de ascendencia jamaiquina.

Su padre emigró a la provincia de Guayas en busca de mejores oportunidades laborales y fue allí donde conoció a Apolonia.

El 2 de abril de 1941, cuando Julio contaba con cinco años de edad, perdió a su padre debido a un accidente laboral cuando éste fabricaba una cruz para la tumba de su hija que había fallecido a corta edad. Su madre, quien quedó viuda, lo crió junto a su hermano mayor, José (nacido en 1933) y popularmente conocido como Pepe. Ambos hermanos fueron matriculados en la escuela Sociedad Filantrópica del Guayas, pero Julio Jaramillo abandonó sus estudios en tercer grado por problemas de disciplina.

Su primer contacto con la música fue a través de Ignacio Toapanta, un vecino que le dio lecciones de guitarra y le dejaba jugar con los instrumentos musicales.

Cuando Julio cumplió 16 años, ganó en un concurso radial cuyo premio era una presentación en un centro nocturno, y este hecho fue el inicio de su carrera artística. Pese a ello, Julio fue disciplinado, terminó sus estudios y más tarde probó suerte en Colombia. Su primera mujer la conoció en el bar. Se le reconoce como destacado intérprete del Pasillo, Bolero y Vals; entre sus trabajos más populares se encuentra “La cama vacía”, “Fatalidad” y “Fe verdadera” de Olimpo Cárdenas y “Cinco centavitos” de Héctor Ulloa, “Reminiscencias”, “Ódiame”, “Niégalo todo”, “Te esperaré”, entre otros.

En sus inicios bohemios, solía frecuentar La Lagartera, una zona donde los músicos ofrecen serenatas por un cierto valor acordado con el cliente. Con el tiempo, los músicos aceptaron su presencia y dejaron que los acompañara con la guitarra y en ciertas ocasiones le permitieron que cantara. Su primera presentación la realizó en Radio Cóndor,15​ donde tuvo la oportunidad de conocer a Rosalino Quintero, con quien forjaría una amistad y más tarde sería su arreglista, guitarrista y requinto.

Un vals peruano, titulado Fatalidad (música de Laureano Martínez Smart y letra de Juan Sixto Prieto), que ya había grabado Olimpo Cárdenas exitosamente con discos Victoria en Medellín, el que lo catapultó a la fama en marzo de 1956.

En vez usar la guitarra, Rosalino Quintero utilizó el requinto, y le dieron un ritmo entre vals peruano y pasillo ecuatoriano. Desde el primer día que salió al mercado fue un éxito, y en una semana se vendieron 6 mil copias y tuvieron que reimprimirlo.

El éxito fue tan arrollador que, al finalizar 1956, Julio ya había grabado una docena de discos para el sello Ónix. Te odio y te quiero, Hojas muertas, Elsa y Carnaval de la vida fueron las más populares.

Actualmente se sabe que su producción musical ronda las 400 producciones discográficas, aunque lamentablemente en Ecuador no se ha podido contar con un registro completo de su obra, por lo que muchos de sus discos son desconocidos en el país. Se ha sabido que una vez en México grabó el equivalente a 10 LP en una sola semana. Respecto a los discos realizados que hizo Jaramillo en Argentina, México y Venezuela, éstos son los más valiosos y difíciles de conseguir, como los álbumes Julio Jaramillo Por Siempre o la compilación Julio Jaramillo, 30 Grandes Éxitos, editado en España como Disco de Oro.

En honor a su natalicio el gigante de red, Google, le dedica hoy su Doodle

61 total views, 2 views today

0 Comments

    Leave a Comment

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember me Lost your password?

    Lost Password