Internacionales

Las cuentas del Ejército brasileño para controlar los incendios pasan por auditoría mientras que el número de fuegos en la Amazonía bate un récord

0

El 30 de julio fue registrado como el día con mayor número de focos de fuego en la Amazonía en los últimos 15 años, con un total de 1.007 puntos de calor detectados por el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (Inpe). Asimismo, este total muestra un incremento del 14,5 % de los incendios en comparación con el mismo mes del año pasado: en julio de 2019 el Inpe registró 5.318 focos mientras que el pasado mes el balance mensual aumentó para 6.091. Según anunció Greenpeace el martes, el número de incendios de este mes de julio ha batido un récord en relación a los años precedentes.

Frente a la propagación de las llamas, un grupo de organizaciones de la sociedad civil abrió un proceso en el Tribunal de Cuentas del Estado (TCU, por sus siglas en portugués) para solicitar la conclusión de una auditoría de las políticas públicas de protección de la Amazonía aplicadas por el Gobierno de Brasil. El presidente Jair Bolsonaro, mediante el decreto de ley nº 10.341/2020, adjudicó a las Fuerzas Armadas la responsabilidad de controlar los fuegos con un presupuesto mensual de 10 millones de euros (60 millones de reales).

El órgano encargado de la medición de focos de fuego anunció que, dadas las cifras actuales, el balance de incendios de 2020 podría ser superior al de 2019

Entre las organizaciones participantes de la demanda figuranel Instituto Socioambiental, International Rivers Network, Observatório do Clima, Transparencia Internacional-Brasil o WWF-Brasil, entre otros. La agrupación solicita una revisión tanto del presupuesto como de la eficacia de las medidas de control de la deforestación y de los fuegos. La auditoría estaba abierta desde principios de año y paralizada por la pandemia. No obstante, frente al aumento de tierras deforestadas y de focos de fuego que se están registrando en los últimos meses, la sociedad civil solicita una retomada urgente.

Los incendios en los diversos biomas brasileños, incluyendo el amazónico, suelen ser más frecuentes entre los meses de julio y octubre, ya que se trata del periodo seco amazónico con menor cantidad de lluvias. El Inpe, órgano encargado de la medición de focos de fuego, anunció que, dadas las cifras actuales, el balance de incendios de 2020 podría ser superior al de 2019.

El origen de los incendios en la Amazonía

“El fuego es una de las principales herramientas utilizadas para deforestar, especialmente por ocupadores ilegales de tierras (grileiros) y por agricultores que los usan para limpiar las áreas para uso agropecuario o para especulación”, explica Rômulo Batista, analista de Greenpeace. “Esto es una prueba más de que este gobierno no tiene ninguna política de protección ambiental e intenta, de forma desorganizada, dar una imagen de estar tratando de resolver el problema”, añade Batista.

Por su parte, el vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, que también es el coordinador del Consejo Amazonía –órgano encargado de la gestión de políticas ambientales en la región– y responsable de la Operación Verde Brasil, subrayó que este es el periodo más delicado del año para la preservación de los biomas brasileños. El Pantanal brasileño también está actualmente en llamas debido a uno de los peores incendios de las últimas dos décadas.

“Todos los años, cuando llega el periodo de sequía, o sea el verano amazónico, el riesgo aumenta ya que el clima y la vegetación se vuelven más secos, con pocas nubes y con casi ninguna lluvia”, declaró el pasado lunes en una emisión de la Radio Nacional. Asimismo, Mourao admitió que la actividad humana de quema para limpiar las tierras es la principal amenaza para la vegetación amazónica. “La quema de la hierba se hace para que rebrote y, si se hace indiscriminadamente, resulta en un incendio incontrolable”, declaró en el programa de radio, y añadió: “Sabemos que la costumbre del fuego todavía existe en el campo y esa tarea no será fácil de ser enfrentada”.

El general del Ejército y vicepresidente de Brasil afirmó que la humareda de los incendios, que provoca un aumento de los problemas respiratorios entre las poblaciones que viven próximas a los focos de fuego, puede agravar considerablemente los problemas respiratorios de las personas que padecen la covid-19.

 203 total views,  1 views today

Un avión de Air India Express con unas 190 personas a bordo se parte en dos al salirse de la pista durante el aterrizaje

Previous article

Arrestan a un estafador que ayudó a “vender su alma al diablo” a una menor en Rusia

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *