La Fiscalía de Brasil denuncia a Lula da Silva y su hermano por corrupción en la causa Odebrecht

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y su hermano, José Ferreira da Silva (conocido como Frei Chico), han sido denunciados este lunes ante la Justicia de ese país por presunta corrupción, en el marco de la causa Odebrecht, informó el Ministerio Público Federal (MPF).

Según el MPF, el equipo de trabajo que opera en la megacausa Lava Jato en São Paulo, acusó a Lula y a su hermano, activista sindical, de haber recibido sobornos de parte de la firma constructora brasileña, para obtener beneficios de parte del Gobierno federal, entre 2003 y 2015. 

También fueron acusados ​​de ‘corrupción activa’ el exdirector de Odebrecht, Alexandrino Alencar; el expresidente del grupo, Marcelo Odebrecht; y Emilio Odebrecht, directivo de la compañía.

De acuerdo al MPF, “entre 2003 y 2015, Frei Chico, sindicalista con carrera en el sector petrolero, recibió 1.131.333.12 dólares, mediante el pago de un ‘subsidio’ que oscila entre 3.000 y 5.000 dólares, y que eran parte de un paquete de ventajas impropias ofrecidas a Lula, a cambio de varios beneficios obtenidos por Odebrecht por parte del gobierno federal”.

Según sostiene la denuncia, la relación de Frei Chico con la firma constructora comenzó en los años 90, durante el proceso de privatizaciones de empresas del rubro químico y petroquímico, en el que participaba Odebrecht en ese entonces. A pesar de la resistencia de los trabajadores, se vendieron 27 compañías estatales.

En aquel momento, siempre según la acusación, Odebrecht buscó entablar un acercamiento con los sindicatos, y Lula propuso que contrataran a su hermano como “consultor”

En 2002, tras haber llegado Lula a la Presidencia, la firma decidió mantener la contratación, a pesar de que el proceso de privatizaciones ya se había consolidado. A partir de allí, y hasta 2015, Odebrecht habría pagado a Frei Chico una asignación para que el hermano del presidente electo mantenga “una relación favorable” con los intereses de la compañía.

La respuesta de Lula

A poco de conocerse la acusación, el exmandatario, preso en una dependencia policial en el estado de Curitiba, negó los cargos a través de un comunicado de su defensa, que compartió en su cuenta de Twitter. 

“La denuncia presentada hoy (09/09/2019) en São Paulo por los fiscales de la franquicia ‘Lava Jato’ contra Lula repite las mismas e irrazonables acusaciones ya presentadas en otros procedimientos penales contra el expresidente”, indica el texto. 

“Lula nunca ha ofrecido al Grupo Odebrecht ningún ‘paquete de ventajas indebidas'”, indica el comunicado, y remarca que la denuncia “no describe ni prueba” ningún acto ilegal cometido por el exjefe de Estado.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) se encuentra detenido desde abril de 2018, después de haber sido condenado por delitos de corrupción y lavado de dinero por un apartamento de lujo que el juzgado nunca pudo comprobar que fuera de su propiedad.

34 total views, 1 views today

0 Comments

    Leave a Comment

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember me Lost your password?

    Lost Password