Nacionales

Identifican a la familia asesinada en el sur de Guayaquil; una niña de 2 años, entre las víctimas

0

Los progenitores, de 52 y 45 años, respectivamente; el hijo, de 23; la nuera, de 27, y la nieta, de apenas 2 años, fueron encontrados sin vida en el interior de una vivienda en el Guasmo sur, la tarde del sábado 13 de marzo.

A ellos los asesinaron. Cuatro fueron degollados, incluyendo la niña de dos años, según la información preliminar oficial. A la abuela de la menor, en cambio, le dieron un tiro en la cabeza. Se conoció también que la niña tenía fracturas en el cráneo.

La familia asesinada ya fue identificada. Se trata de Francisco Ibáñez Caicedo, de 52 años; de su esposa, Victoria Alvarado Rodríguez, de 45; del hijo de ambos, Eduardo Ibáñez Alvarado, de 23, y de su pareja, Mireya Llerena Merino, de 27; y de la niña de estos dos últimos, Isabela Ibáñez, de 2 años. La menor, hija de Eduardo y nieta de los esposos Ibáñez Alvarado.

Una hermana del jefe del hogar dio primero la alerta a los uniformados. Ella les dijo que su familia estaba desaparecida desde hace más de cuatro días y que no respondían a las llamadas telefónicas que les hacían.

Por ello fueron hasta el domicilio de la familia, ubicado en la cooperativa Proletarios sin Tierra, en el Guasmo sur. Todo estaba cerrado y nadie les abría.

La hermana del jefe de hogar dio la autorización para que los uniformados entraran a la casa. Ahí, los policías tuvieron que escalar por la pared del cerramiento del inmueble para ingresar. Se ayudaron con la camioneta con la que hacen las rondas, que les sirvió de base para subir por la pared.

Una vez adentro abrieron una de las ventanas de la casa y enseguida salió un olor putrefacto, según el parte policial.

El carro de Medicina Legal antes de entrar al inmueble para recoger los cuerpos de la familia entera que fue asesinada en el Guasmo sur. Foto: Carlos Barros /EL UNIVERSO.

Enseguida entraron a la casa y se encontraron con la trágica escena: los cuerpos de la familia tirados en el piso, en varias áreas de la vivienda. Ahí dieron aviso al ECU911 y a las unidades especializadas de la Policía Nacional, que luego llegaron al lugar de los hechos para obtener más información.

“Se puede determinar que la muerte es violenta, pero por el estado de descomposición de los cuerpos, que tienen más o menos una semana aproximadamente, no se puede determinar realmente la causa, habría que esperar la autopsia”, dijo el fiscal Nicolás Pulecio, quien llegó al sitio, la tarde del sábado, tras la confirmación del suceso violento por parte de los uniformados, para el levantamiento de los cadáveres.

Los vecinos no salían del asombro por este hecho. Estaban horrorizados con el suceso. Ellos no entendían cómo podían acabar con la familia de una familia completa, así como asesinar a la más pequeña del hogar, la niña de dos años.

El carro de Medicina Legal entró al inmueble ya al caer la tarde del sábado 13 para recoger los cuerpos y llevarlos hasta la morgue para las autopsias de rigor.

 171 total views,  2 views today

Cuatro personas por hora se contagian de COVID-19 en Manabí; casos van en aumento

Previous article

Paso elevado y acueducto colapsaron por creciente de Río Jubones

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Nacionales