Local

El maltrato infantil se ocultó con el aislamiento durante la pandemia

0

Hace un año el gobierno decretó el estado de excepción y confinamiento para contener la pandemia a causa del COVID-19 en el país.

Luego de la cuarenta de a poco se dio la reactivación de diversos sectores; el Ecuador pasó del aislamiento al distanciamiento.

En la nueva normalidad, que aún viven los ciudadanos, hay actividades que hasta el momento no se reinicien como las clases presenciales que, según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), en Ecuador reportó que los niños y adolescentes, al estar en casa, están expuestos a actos de violencia, abuso y trabajo infantil.

Unicef señala que esta realidad es preocupante ya que, al no asistir presencialmente a la escuela, los niños, niñas y adolescentes no tienen la posibilidad de pedir ayuda a sus docentes o compañeros en caso de necesitarlo.

Sin embargo, en la provincia, los reportes de casos de agresiones contra los niños y adolescentes disminuyeron, de acuerdo con estadísticas oficiales de la Dirección Nacional de Policía Especializada para niños, niñas y adolescentes (Dinapen), la Junta Cantonal de Protección de Derechos del Municipio de Machala y el Consejo de la Judicatura de El Oro.

Vladimir Ortega, jefe provincial de la Dinapen y del Departamento de Violencia Intrafamiliar (Devif) de la Policía Nacional de El Oro indicó que los casos comparados entre el 2019 y el 2020 y lo atribuye al confinamiento, que se dio por la pandemia.

ESTADÍSTICAS ‘MENTIROSAS’

Según los registros de la dependencia, a escala provincial, en lo que respecta a delegaciones judiciales hubo 329 casos en 2019 y en el 2020 bajó a 296. En delegaciones fiscales hubo 1.491 casos en el 2019 y 1.250 casos en el 2020.

“Las cifras de disminución son visibles, pero no podemos atribuir que no haya violencia o que no se ha prestado la atención debida. Tomemos en cuenta que en el confinamiento hay muchos niños, niñas y adolescentes que no pudieron dar a conocer el tipo de violencia que debe haber existido. En el núcleo familiar si debe haber existido violencia, solo que simplemente por la pandemia, los casos de violencia, maltrato o un algún tipo de delito en contra de los niños, niñas y adolescentes, no fueron denunciados”, dijo Ortega.

Al responsable de la Dinapen le preocupan estas estadísticas, porque en comparación con el año anterior, esto refleja que hubo menos personas que no pidieron ayuda para evitar una agresión contra un menor.

Hace pocos meses se conoció la muerte de una niña en Puerto Bolívar, que sufría de maltrato físico, pero que nadie lo dio a conocer.

Señala Ortega que si alguien de la familia o allegados que conocían del caso hubiesen denunciado, se pudo haber evitado el fallecimiento de la menor de edad.

Por su parte, la dirección a pesar del confinamiento atendió y realizó campañas de difusión los contactos o el lugar donde podían acudir los ciudadanos para denunciar algún tipo de violencia hacia los menores de edad.

VIOLENCIA MÁS EN MUJERES QUE EN NIÑOS

La Junta Cantonal de Protección de Derechos del Municipio de Machala también registra una reducción de casos, por las pocas denuncias.

Sonia Mendoza, miembro de la Junta Cantonal del Municipio de Machala, presume que los ciudadanos pensaron que no estaban laborando por el confinamiento, pero desde casa daban seguimiento a todos los hechos que eran emitidos de las demás instituciones, que se encargan de la protección y vigilancia de los menores de edad.

Las denuncias que más tuvieron fue contra la mujer que ante los niños y adolescentes. En el 2019 hubo 25 casos y en el 2020 tuvieron 30 casos de violencia contra la mujer.

En lo que respecta a agresión a niños y adolescentes, los registros de casos fueron en el 2019 hubo 667 y en el 2020 se dieron 400.

Al igual que las otras dependencias, el Consejo de la Judicatura de El Oro en sus cuadros estadísticos revela una disminución de casos en las unidades judiciales con respecto a la violencia contra la mujer y miembros del núcleo familiar.

En el 2019, las unidades judiciales resolvieron 9.139 casos y en el 2020 un total de 4.309 casos.

Las causas ingresadas en los cantones, desde enero hasta septiembre del 2020 fueron en Machala 2.757; Pasaje 473; Santa Rosa 326; Huaquillas 294; El Guabo 132; Arenillas 99; Piñas 105; Portovelo 69; Balsas 28; Zaruma 18; Atahualpa 8.

Las entidades que se encargan de la protección de los derechos de los niños, niñas y adolescentes recomiendan denunciar los casos de maltrato a menores, ya sea llamando al ECU-911 o que acudan a las dependencias correspondientes como la Fiscalía o las instituciones antes mencionadas.

“Unicef señala que la violencia tiene múltiples formas: desde los gritos, insultos, amenazas, hasta a las humillaciones, los golpes y el abuso sexual, e incluyendo a la discriminación y la negligencia. En todos los casos, deja severas consecuencias a nivel físico, psicológico y social, y erosiona la capacidad de desarrollar mecanismos de cuidado y aptitudes para toda su vida”.

 251 total views,  1 views today

Tras un año del confinamiento la reactivación aún no es total

Previous article

Tres restaurantes de un centro comercial de Guayaquil fueron clausurados al no mantener condiciones higiénico-sanitarias

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Local